¿Qué estás buscando?
al día en Tejera Consultores
¿Quieres conocer qué derechos y obligaciones existen tanto por parte de la empresa como del empleado en relación al periodo vacacional?ver más
Si te estás planteando donar dinero a tu hijo/a para que pueda realizar una amortización parcial de su préstamo hipotecario de vivienda, te explicamos qué os conviene más. ver más
La campaña de la Renta 2017 tendrá lugar entre el 4 de abril y 2 de julio de 2018. A continuación resolvemos las dudas básicas. ver más
síguenos

Rescate

Rescate

Toda la prensa española se ha hecho eco en portada de la temida palabra: Rescate o intervención, como vds. quieran, para determinadas autonomías, o incluso, ya se está poniendo en tela de juicio, del propio Estado Español. Lamentablemente, a los rectores europeos inlcuidos los nuestros que siguen las indicaciones de aquellos, esto se les ve de las manos, escasean los liderazgos y por tanto,  es dificial que haya imaginación y buenas ideas para afrontar la crisis europea. El Banco Central Europeo que podría ser el punto de partida para resolver problemas dice que no uede actuar y, en consecuencia, los únicos que se encuentran a gusto en esta catarsis son las grandes capitales, es decir, los dueños del dinero, los mercados, que cobran a los estados indefensos intereses leoninos por prestarles dinero y están arruinando a los países que, como el nuestro, han de "morir al palo". Es bien triste reconocer que el conjunto de los Estados, y Bruselas y sus instituciones, sean incapaces de abrir un resquicio a la confianza en su gestión, por ello, no debe extrañarnos que para muchos ciudadanos, el sueño europeo se esté convirtiendo en una pesadilla.

 

En nuestro país, la capacidad de ajustes en consumidores y empresas está llegando al límite, con todo lo que ello significa y a nadie se nos oculta que las medidas extraordinarias tomadas por el Ejecutivo tienen un solo objetivo: la recuperación de nuestra economía en el más corto plazo posible, pero lo cierto es que el tiempo corre y la población se desconcierta porque sufre recortes cada día mas duros, sin que se aprecie paralelamente ninguna mejora, ni se apueste por el crecimiento y tampoco se contemplen apoyos a las empresas que son el vehículo en el que se tiene que asentar la economía para frenar el desempleo y recuperar la actividad empresarial (que sigue en caída libre) y por tanto, la creación de empleo. El adelgazamiento de la estructura del Estado, de la inversión pública y de las prestaciones sociales, llevará su tiempo y sumo cuidado en su aplicación, pero la caída de la actividad impide que puedan generarse ingresos suficientes como para alcanzar los objetivos de déficit y de deuda pública que tenemos comprometidos.

 

La tan temida palabra rescate ya estña en la calle, y no es ni mucho menos descartable que España tenga que ser rescatada, salvo que Europa se proponga evitarlo, medios tiene para ello, pero hasta ahora, no ha querido utilizarlos. La situación se acerca a la emergencia y provoca frustación e irritación en algunos sectores sociales, pero por favor, no cierren nunca la puerta a la esperanza, alguién se dará cuenta, mas pronto que tarde, que para hacer frente a las situaciones excepcionalmente adversas, unos de los caminos a utilizar prioritariamente, son los pactos de Estado. No creo que nuestros líderes políticos sigan haciendo el sordo ante esa creciente demanda social.

 

Joaquin Tejera.
 

Publicado
el 25-07-2012