¿Qué estás buscando?
al día en Tejera Consultores
¿Quieres conocer qué derechos y obligaciones existen tanto por parte de la empresa como del empleado en relación al periodo vacacional?ver más
Si te estás planteando donar dinero a tu hijo/a para que pueda realizar una amortización parcial de su préstamo hipotecario de vivienda, te explicamos qué os conviene más. ver más
La campaña de la Renta 2017 tendrá lugar entre el 4 de abril y 2 de julio de 2018. A continuación resolvemos las dudas básicas. ver más
síguenos

Quiénes no están obligados a declarar

Quiénes no están obligados a declarar

 

En plena campaña de la Renta 2015, en Tejera Consultores sabemos que algunos todavía os preguntáis si estáis obligados o no a hacer la declaración del año pasado. A continuación os resolvemos vuestras dudas:

 

En términos generales, no están obligados los contribuyentes con rentas exclusivamente procedentes del trabajo hasta un importe 22.000 euros anuales. Sin embargo, este límite se reduce si los rendimientos proceden de más de un pagador (salvo excepciones), y también cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas, cuando el pagador no está obligado a retener y cuando los rendimientos están sujetos a un tipo fijo de retención. En tales casos, este año el límite se amplía desde los 11.200 hasta los 12.000 euros anuales.

 

Ambos límites siguen siendo válidos para no declarar si el contribuyente cuenta, en su lugar, o además, con los siguientes rendimientos:

 

  • Dividendos, intereses y plusvalías sometidos a retención con un tope conjunto de 1.600 euros.

 

  • Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto de 1.000 euros.

 

Igual que el año anterior, tampoco estarán obligados los contribuyentes que cuenten con rendimientos del trabajo, capital y actividades económicas, así como ganancias patrimoniales (subvenciones, premios y otras), con el límite conjunto de 1.000 euros, junto con pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

 

Fuente: AEAT

Publicado
el 20-04-2016