¿Qué estás buscando?
al día en Tejera Consultores
Una de las mayores causas de preocupación de los autónomos suele ser siempre la jubilación. ver más
¿Cómo afrontar y sobrevivir a la vuelta a la rutina después de vacaciones? Hemos recopilado, las mejores recomendaciones para ayudarte a empezar septiembre con buen pie.ver más
El proceso de digitalización es crucial para que las empresas familiares en España puedan adaptarse a las exigencias del mercado actual y seguir siendo competitivas. ver más
síguenos

Para estar preocupados.

Para estar preocupados.

Nos preocupa la situación de nuestro país. La travesía del desierto para formar Gobierno no acaba de encontrar su oasis y no se vislumbra en el próximo horizonte la solución; a la sociedad española le cuesta creer que los partidos políticos no sean capaces de cerrar acuerdos que despejen la grave incógnita de formar un Ejecutivo que aporte estabilidad y confianza a nuestra población, tanto hacia su propio desarrollo económico y social, como ante una buena parte del entorno internacional que está siguiendo muy de cerca el día a día de nuestros acontecimientos políticos. La urgencia de formar Gobierno es evidente; la incapacidad de los liderazgos políticos en llegar a acuerdos va a provocar un más que posible freno de nuestra economía , que puede tener una acción negativa en la lucha contra el paro y aumentar las grietas en el edificio del Estado de Bienestar.

Los ciudadanos ya votaron para que los políticos hicieran su trabajo y no se comprende que abran entre ellos barrancos separadores que no existen entre sus votantes, ni que los partidos cedan lo necesario paa que se pueda formar Gobierno. No conseguir acuerdos será sin duda, un fracaso de la política, se está agotando el plazo sin investidura de uno u otro presidente, y salvo acuerdos in extremis, todo apunta a que vayamos a otras elecciones, con seis o nueve meses de vacío de poder, paralización de la necesaria acción de Gobierno y con la duda de que los resultados vuelvan a situarnos en similar situación, al menos, las encuestas que se van conociendo dicen que los ciudadanos prefieren un mulipartidismo equilibrado antes de volver al bipartidismo; la pregunta que hoy no tiene respuesta es: ¿otras elecciones facilitarán la gobernalidad?

El inicio del mes de abril nos ha traído, por otro lado, una mala noticia: las cuentas de las administraciones públicas, Estado-Comunidades Autónomas, nos dicen que el descontrol presupuestario ha supuesto haber gastado diez mil millones de euros más de lo previsto, lo que supone un gravísimo incumplimiento del objetivo del déficit fijado en el 4,2 del PIB, al haber alcanzado el 5,16, y eso teniendo en cuenta que hemos terminado el año con un crecimiento por encima del 3% (el mayor crecimiento de la U.E.) pero no hemos sabido frenar los excesos de los gastos públicos, lo cual nos pone contra las cuerdas antes la U.E. incrementamos la deuda pública va de por sí casi insostenible, así como los costes de su financiación, etc., todo lo cual supondrá que el próximo Gobierno tendrá que recortar más de 20.000 mil millones de euros para intentar corregir la situación, lo cual, a día de hoy, parece prácticamente imposible.

El Gobierno en funciones y algunas Comunidades Autónomas se culpan entre sí del incumplimiento y así estamos: por una parte no encajan adecuadamente los números de las cuentas públicas y por otro lado, no hay visos de formar Gobierno. Tenemos motivos para estar preocupados.

 

 

Publicado
el 04-04-2016