¿Qué estás buscando?
al día en Tejera Consultores
¿Quieres conocer qué derechos y obligaciones existen tanto por parte de la empresa como del empleado en relación al periodo vacacional?ver más
Si te estás planteando donar dinero a tu hijo/a para que pueda realizar una amortización parcial de su préstamo hipotecario de vivienda, te explicamos qué os conviene más. ver más
La campaña de la Renta 2017 tendrá lugar entre el 4 de abril y 2 de julio de 2018. A continuación resolvemos las dudas básicas. ver más
síguenos

Los marrones de la democracia*-

Los marrones de la democracia*-

Los reusltados del pasado 20D nos han dejado un panorama tremendamente complejo, del que no va a ser fácil salir sin renuncias a la propia visión política de sus protagonistas, y sin embargo, por otra parte, este mismo resultado es muy claro y evidente, pero sobre todo para quin no esté cegado por el sectarismo: nadie puede formar gobierno por sí solo, y la única manera de asegurar la continuidad democrática de gobierno es mediante pactos y grandes acuerdos, porque las cuentas no salen para una mayoría estable, si contemplamos la situación de partida.

El PP tiene muy pocas posibilidades de hacerse con una mayoría estable de escaños par apoder formar gobierno, aún cuando pudiera apoyarle Ciudadanos, y el PSOE, con intrigas internas, está en parecidas circunstancias, porque poder contar y asumir las exigencias de Podemos y de los nacionalistas, es una ensalada de contrastes de extremada complicación, de poco menos que imposible poder digerir políticamente, desde la noble óptica de un partido en el que uno de sus pilares básicos, es un férreo e incuestionalbe compromiso con la unidad territorial y constitucional de Estado. Dificil papeleta para ambos a la que se están enfrentando y que deberían resolver con el gran juego de entendimientos de la alta política y con la visión puesta en una más que posible y deseable segunda Transición española, que aportara las grandes reformas que necesita nuestro país, y naturalmente, acordadas y aprobadas con el consenso de la gran mayoría de fuerzas políticas, con independencia de quien gobernara en ese momento histórico. Rajoy y Sanchez deben actuar como hombres de Estado, y han de superar sus debilidades. Los pesos pesados de la política española deben mirarse al espejo y reconocer que. Rajoy peca de demasiada madurez e inmovilismo y Sanchez, al revés, de cierta inmadurez de recién llegado, y de cierta contestación en su propio partido y con esta perspectiva que es la que es, si no la cambiamos, sin esa visión de alcance político no partidista, lo más probable, es que vayamos directos a unas nuevas elecciones generales, que, en principio, no quiere nadie, a excepción quizás, de Podemos; y en este indeseado escenario, las grandes reformas, como pueden ser: lucha contra la corrupción, los acuerdos por la educación y la justicia y las prestaciones sociales, la ley electoral, que hacemos con el Senado, status económico, etc, quedarán estancados sine die, con la decepción generalizada del pueblo español, de las instituciones y el frenzado, que ello pueda llevar aparejado, en nuestro desarrollo económico.

El segundo marrón , que como una tormenta de granizo ha caído sobre nuestro sistema democrático, es el pretendido independentismo de Cataluña, que, después de lo que hemos visto en los últimos dias de diciembre, en los que una democracia asamblearia, que ha demostrado además una gran fractura interna, mantiene vivo, dosificándole oxígeno para que no se asfixie, a todo un presidente de la Generalitat en funciones, a cambio de su investidura; una auténtica comedia burlesca, con todos los respetos, que nos lleva a pensar que la democracia que practican algunos grupos minoritarios de nuestros queridos vecinos, es todo un esperpento en toda regla. ¿Cómo puede el Sr. Más favorecer semejante despropósito, que puede ir a peor, porque después de ese ¿empate técnico? puede prolongar todavía más us agonía Sr. Más? ¿A qué espera Vd. a despedir su davluada presidencia, con una mínima de honorabilidad que el cargo exige? Quizás ha olvidado que la tristísima humillación por la que vd. atraviesa no es solo suya, es tambíén de todo lo que representa, que es mucho.

Dos marrones para resoverlos haciendo política, de la alta y buena política, soltando los amarres partidistas, para llevar a buen puerto el gran barco de la democracia española.

 

Joaquín Tejera.

Publicado
el 28-12-2015