¿Qué estás buscando?
al día en Tejera Consultores
Una de las mayores causas de preocupación de los autónomos suele ser siempre la jubilación. ver más
¿Cómo afrontar y sobrevivir a la vuelta a la rutina después de vacaciones? Hemos recopilado, las mejores recomendaciones para ayudarte a empezar septiembre con buen pie.ver más
El proceso de digitalización es crucial para que las empresas familiares en España puedan adaptarse a las exigencias del mercado actual y seguir siendo competitivas. ver más
síguenos

La obligación de entenderse

La obligación de entenderse

Acabamos de vivir dos acontecimientos políticos de primer orden, que, por su excepcionalidad e importacia, pasarán a la historia europea y española contemporánea. El referendum británico propuesto por el premier Cameronsin que nadie se lo hubiera pedido, que por un estrecho margen, ha aprobado la salida de la Unión Europea del Reino Unido con las negativas consecuencias que va a conllevar para europeos y británicos esta decisión absolutamente inoportuna, que ha enfrentado y fraccionado en dos partes a la sociedad británica.

 

 

 

El Reino Unido ha sido y seguirá siendo nuestro compañero de viaje en asuntos tan importantes como la pertenencia a la ONU, OTAN,etc., pero dejará de serlo en la Unión Europea, una vez superado el periodo transitorio previo a su salida; ha sido compañero de viaje pero siempre ha observado una conducta poco comprometida y escasamente solidaria en aquellos asuntos que no le han interesado. Esta separación traerá cola y generará en el Reino Unido movilizaciones contrarias con resultados imprevisibles, que pueden afectar también al resto de los europeos.

 

Las elecciones generales del pasado 26 de junio son otro acontecimiento importante en este caso para nuestro país. Por primera vez en la España democrática, estas elecciones han supuesto una repetición de las anteriores de hace seis meses; las ha vuelto a ganar el PP aunque con notable diferencia de diputados y senadores, mientras que el PSOE pese a perder escaños, ha logrado mantenerse en el liderazgo de la oposición; por otro lado, Podemos nocubre sus expectativas y Ciudadanos retrocede también en las votaciones.

 

Sin embargo, la mayoría de votos yescaños no le permiten al PP formar gobierno sin contar con la ayuda o abstención de otros partidos, pero debe intentarlo y agotar al máximo las posibilidades de negociación con los demás partidos políticos, con el fin de tratar de evitar unas terceras elecciones, cuya repetición supondría un muy serio fracaso de la política ante la opinión públicaespañola, europea y de otros países democráticos.

 

 

Nadie contempla la posibilidad de que vuelvan a celebrarse elecciones por tercera vez consecutiva, pero si nos atenemos a las manifestaciones de los líderes de la oposición, tampoco están dispuestos a facilitar la investidura de Rajoy y por tanto, si no hay apoyos o abstenciones en primera o segunda sesión de investidura, no hay posibilidad de que el legítimo vencedor de las elecciones pueda ser proclamado presidente; no me creo que semejante torpeza pueda llegar a producirse, no estamos ni mucho menos, para continuar manteniendo indefinidamente la provisionalidad o interinidad de un gobierno en funciones, muy al contrario, la incertidumbre actual en la gestión de gobierno debe terminar a la mayor brevedad posible, porque es absolutamente imprescimdible contar con un nuevo Ejecutivo que nos traslade la estabilidad y confianza que el país necesita.

 

 

España no está para mayores interinidades; por supuesto, hay que hablar y negociar de todo y entre todos, pero el gobierno ha de ser una realidad en las próximas semanas tras superar los procedimientos parlamentarios de investidura.

 

Deben encontrarse huecos para alcanzar acuerdos que nos permitan, cuantos antes, alejarnos definitivamente de la crisis. Basta de interrogantes e incertidumbres que solo conducen a nuevas y muy gravosas decepciones, y a retrocesos que la situación de la sociedad española no se puede permitir.

 

 

Los retos que España tiene por delante son de gran calado y urgencia: Pactos por el Empleo y la Educación, la revisión de la financiación autonómica, el sistema de pensiones, retocar algunos puntos de la Constitución, etc., y Estado. Es la hora de los estadistas, si es que los tenemos.

Publicado
el 29-06-2016