¿Qué estás buscando?
al día en Tejera Consultores
Una de las mayores causas de preocupación de los autónomos suele ser siempre la jubilación. ver más
¿Cómo afrontar y sobrevivir a la vuelta a la rutina después de vacaciones? Hemos recopilado, las mejores recomendaciones para ayudarte a empezar septiembre con buen pie.ver más
El proceso de digitalización es crucial para que las empresas familiares en España puedan adaptarse a las exigencias del mercado actual y seguir siendo competitivas. ver más
síguenos

La empresa familiar y la digitalización

Entre los diferentes retos a los que deben hacer frente las empresas familiares en España, el proceso de digitalización es crucial para que puedan adaptarse a las exigencias del mercado actual y seguir siendo negocios competitivos.

Aunque los modelos de negocios familiares son diversos y en la mayoría de ocasiones muy diferentes entre sí, la digitalización y la incorporación de las nuevas tecnologías es una necesidad a la que deberán adaptarse, teniendo presente las exigencias de cada negocio, sector o industria.

De acuerdo con el último estudio de Deloitte La nueva generación de empresas familiares: análisis de los ecosistemas de negocio, “solo un 35% de los directivos de las empresas familiares han definido en su empresa una estrategia digital”, y ésta es relativamente reciente.

Para Fernando Vázquez, socio responsable de Deloitte Private, “todavía un elevado número de empresas familiares están adaptándose al ecosistema digital, lo que les impide aprovechar las numerosas ventajas derivadas de la innovación. La adaptación a las nuevas tecnologías es uno de sus principales retos”.

En este sentido, reconocer por parte de las empresas familiares la necesidad de sumarse al proceso de digitalización es el primer paso.


Pero, ¿cómo y donde tiene que tener lugar esta transformación digital?

Abordamos en este post las transformaciones básicas a las que deben hacer frente una empresa familiar. Al menos ayudarte, si eres directivo o miembro de una empresa familiar, a como enfocar este proceso.  


El primer paso es analizar
Antes de comenzar a pensar en qué herramientas va a utilizar para digitalizar el negocio, las pymes deben valorar en qué departamentos y en qué procesos pueden obtener mayores mejoras.

En este sentido podemos hacernos preguntas tipo: ¿necesitamos una página web? ¿tiene nuestro producto o servicio potencial para vender a través de Internet? ¿son necesarias las redes sociales para mejorar e incrementar las ventas?


Definir los objetivos clave
Cualquier departamento o proceso de una empresa sea o no familiar es susceptible de ser digitalizada. Sin embargo, una fórmula que te ayudará a tomar las decisiones adecuadas, es valorar qué objetivos quieres conseguir a través de la digitalización.

Preguntas como ¿quiero tener más ventas?, ¿veo que mis clientes están en internet y por eso me gustaría aumentar las ventas en esta plataforma?, ¿quiero internacionalizar mi empresa? o ¿una mejor comunicación interna agilizaría los procesos de producción y  así los resultados mejorarían también? , ayudarán sin duda, a que establezcas las razones principales por las que deseas digitalizar tu empresa.

Diagnosticar los procesos internos que se pueden automatizar
En la misma línea, el equipo de la empresa familiar debe analizar qué procesos internos pueden digitalizarse y cuales van a dar mejores resultados.

Así se puede valorar si la facturación digital mejorará el proceso de facturación y contabilidad, o si algunas herramientas de organización y gestión de personal pueden mejorar la comunicación interna.


Implicación del equipo y trabajadores
Para que los procesos de digitalización sean efectivos y se obtengan mejores resultados, es imprescindible la implicación y concienciación del personal.

Algo que funciona bien es ofrecer a los trabajadores responsabilidades vinculadas al proceso de digitalización, además de valorar la necesidad de implementar programas educativos que puedan poner a los trabajadores y equipo directivo al día de las últimas novedades tecnológicas.


Diseñar un plan de acción claro
Definir un plan de acciones claras y temporalizarlas, así como preparar un presupuesto que nos ayude a conocer los gastos, es fundamental para que el proceso de digitalización se implemente sin sorpresas y de acuerdo a unas necesidades temporales.


Medir y analizar los resultados
Finalmente, medir e interpretar los resultados del proceso de digitalización nos ayudará a conocer los beneficios y además potenciar las acciones en los casos en los que la mejora sea representativa.

¿crees que la digitalización es un gasto o una inversión?

Está claro que sumarse a la carrera de la digitalización es necesario en el mundo actual. Por esta razón y a pesar de que el proceso de digitalización pueda suponer una inversión al principio para la empresa familiar, detectar los departamentos y procesos que deben digitalizarse y a través de los que se obtendrán mayores beneficios, significará sin duda una inversión a medio y largo plazo.

¿Te gustaría conocer algunos casos de empresas familiares que han conseguido grandes beneficios a través de las digitalización? En este post de Llorente & Cuenca se presentan algunos casos que seguramente te servirán de inspiración.

Publicado
el 21-08-2018