¿Qué estás buscando?
al día en Tejera Consultores
¿Quieres conocer qué derechos y obligaciones existen tanto por parte de la empresa como del empleado en relación al periodo vacacional?ver más
Si te estás planteando donar dinero a tu hijo/a para que pueda realizar una amortización parcial de su préstamo hipotecario de vivienda, te explicamos qué os conviene más. ver más
La campaña de la Renta 2017 tendrá lugar entre el 4 de abril y 2 de julio de 2018. A continuación resolvemos las dudas básicas. ver más
síguenos

Cómo negociar y pactar las vacaciones en tu empresa

Llega el verano y empiezan las negociaciones en la empresa para pactar las vacaciones. Anualmente los trabajadores tienen derecho a disfrutar de 30 días naturales pero se trata de un tema que se debe pactar entre empresa y trabajadores.

¿Quieres conocer que derechos y obligaciones existen tanto por parte de la empresa como del empleado?

Un trabajador nunca puede cogerse de forma unilateral las vacaciones y debe negociar con la empresa los días a escoger. Por esta razón, la previsión tanto por parte de la empresa como del trabajador es crucial para evitar malesentendidos, y para preveer la ausencia de trabajadores por parte de la empresa y evitar disminución de la productividad.

Según dicta el Estatuto de los Trabajadores (ET), los empleados tienen derecho a decidir sus vacaciones (30 días naturales por año trabajado) pero éstas deben pactarse de mutuo acuerdo con el empresario.

En este sentido, el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores deja claro que “el período de vacaciones se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador” y especifica los siguientes puntos:

1. “El período de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales”.

2. “El período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones. En caso de desacuerdo entre las partes, la jurisdicción competente fijará la fecha que para el disfrute corresponda y su decisión será irrecurrible. El procedimiento será sumario y preferente”.

3. “El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute”.

Por tanto, y aunque el trabajador debe disfrutar de un periodo vacacional al año,  hay que tener en cuenta, que la empresa tiene derecho a distribuir y cuadrar los horarios según su actividad empresarial estableciendolos a través del contrato de trabajo o los convenios colectivos del sector, y que pueden designar un periodo preferente o obligado para su disfrute, según las exigencias y criterios de la propia empresa o sector.


Así, y aunque existan maneras de regular las vacaciones de los empleados por contrato y/o convenio como ya hemos visto, en general, existen una normas que deberías conocer:

1. Ni la empresa puede imponer unilateralmente tus vacaciones, ni los trabajadores pueden elegir con total libertad cuando quieren cogérselas.

2. Las vacaciones siempre han de ser acordadas entre ambas partes y no pueden ser impuestas por ninguna.

Según explica en su web Apuntes y Consejos, un trabajador no puede cogerse por su cuenta las vacaciones si la empresa no las ha concedido porque en este caso, “si te ausentas de tu puesto estarás incurriendo en faltas repetidas e injustificadas de asistencia al trabajo”.

En este sentido, si un empleado piensa que tiene derecho a disfrutar de vacaciones y la empresa no se las concede, debe acudir al procedimiento judicial especial previsto para estos casos” pero nunca ausentarse unilateralmente.

Además, el derecho al disfrute de las vacaciones caduca el 31 de diciembre de cada año. Por tanto, salvo que se pacte lo contrario, el trabajador perderá el derecho a disfrutar de los días pendientes y el empresario tampoco tendrá que compensarle económicamente por ello.

Por otro lado, las vacaciones que coincidan con una baja no se pierden. Incluso aunque la baja se haya prorrogado hasta el año siguiente, el artículo 38 del ET contempla que “no se pierden y que el trabajador podrá disfrutarlas una vez finalice su incapacidad hasta dieciocho meses después del final del año en que se hayan originado”.

Por último, y para ayudaros a que las negociaciones entre empresa  y empleado sean más sencillas y evitar posibles desavenencias, os damos algunos consejos que os serán de gran utlidad:

 

  • La actitud es importante así que intentad por ambas partes negociar con espíritu abierto e intentando ser flexible. Se consiguen mucho más acuerdos con buena actitud que a través de la imposición. Un trabajador debe entender las necesidades de la empresa, y el jefe debe también atender las prioridades de sus trabajadores, sin que éstas afecten a la productividad de la empresa.

 

  • Antícipaos y no dejéis para el último momento la negociación de las vacaciones. Con un margen de tiempo para gesitonarlas, la empresa será más benévola y flexible, y el trabajador podrá pactar mejores condiciones.
     
  • Dejad las condiciones y fechas por escrito y así evitaréis posibles sorpresas.


Los periodos vacacionales anuales necesitan ser gestionados y pactados con tiempo y deben ajustarse a las necesidades de ambas partes. Por ello es necesario que el diálogo entre empresa y trabajadores sea fluido y de entendimiento mutuo.

 

Publicado
el 12-06-2018