¿Qué estás buscando?
al día en Tejera Consultores
Una de las mayores causas de preocupación de los autónomos suele ser siempre la jubilación. ver más
¿Cómo afrontar y sobrevivir a la vuelta a la rutina después de vacaciones? Hemos recopilado, las mejores recomendaciones para ayudarte a empezar septiembre con buen pie.ver más
El proceso de digitalización es crucial para que las empresas familiares en España puedan adaptarse a las exigencias del mercado actual y seguir siendo competitivas. ver más
síguenos

Cómo afrontar una Inspección de Hacienda

Cómo afrontar una Inspección de Hacienda

Una de las medidas que la Agencia Tributaria lleva utilizando contra el Fraude Fiscal desde hace años, son las llamadas “Inspecciones de Hacienda”. Estas inspecciones se anuncian a través de una notificación de la AEAT informando de que la persona o empresa es citada para ser investigada. En la mayoría de los casos, se trata de un error que se ha cometido en la Declaración de Impuestos pero, si no es gestionado correctamente puede acarrear problemas más graves.

 

En cualquiera de los casos, una inspección de Hacienda conlleva un largo proceso con distintas fases que se deben superar y que explicamos a continuación:

 

1.- La citación

Es importante anotar la fecha de la citación, pues desde ese día comenzarán los plazos para presentar la documentación, hacer reclamaciones, alegaciones, etc. Por otro lado, no todas las inspecciones de Hacienda son iguales, por lo que se debe leer detalladamente la notificación donde se especificarán las características y los pasos a seguir. En una citación debe constar:

 

  • Datos del contribuyente afectado por la inspección
  • Lugar y momento donde deberá comparecer
  • Tributos y ejercicios concretos que se revisarán
  • Alcance de las actuaciones
  • Finalización del plazo de ingreso tributado
  • Lugar y momento de expedición de la notificación y la persona que firma el documento

 

2.- La comparecencia

El contribuyente afectado por la inspección se deberá presentar en el lugar y momento indicados y limitarse a contestar a las preguntas que se le cuestionen.

 

3.- La contabilidad

Las citaciones pueden provenir desde la Dependencia de Gestión Tributaria o de la Dependencia de Inspección. La diferencia entre ambas administraciones es que la Dependencia de Gestión tiene menos posibilidades de comprobación, por ejemplo, no está capacitada para pedir la contabilidad de una empresa.

 

4.- Las diligencias

Las diligencias son documentos que recogen lo que se ha observado en la comparecencia. El contribuyente afectado debe leerlos y exigir que incorporen sus manifestaciones si en algo no está de acuerdo.

 

5.- El acta

Un acta puedes ser de conformidad o de disconformidad. En un acta de conformidad, el contribuyente afectado está conforme con los hechos por los que se le imputan. En el momento en que el contribuyente la firma pasa a estar conforme y no se podrá reclamar después. Si no se está de acuerdo, se debe dejar sin firmar.

 

Un acta de conformidad conlleva una rebaja de la sanción pero se debe saber que una misma acta se puede firma de conformidad una parte y disconformidad otra, beneficiándose así el contribuyente sólo de las partes con las que esté de acuerdo.

 

Lo mejor en caso de ser citados es acudir a un profesional con experiencia. En Tejera Consultores te asesoramos y ayudamos a que superes una inspección de Hacienda de la mejor forma.

 

 

Publicado
el 07-09-2015